jueves, 14 de abril de 2011

Esto ya no es "normal"... No es humano.

ADVERTENCIA: Si Ud. es de pensamiento científico, dogmático, cerrado a la posibilidad de la existencia de seres INVISIBLES (llámese fantasmas, ángeles, duendes, gnomos, hadas, ET´s y similares) absténgase de leer este blog y de click AQUI.

Hay una idea que me está dando vueltas en la cabeza desde hace varios meses.
Un amigo mío, periodista de Tamaulipas, sembró la duda en una conversación.
Me dijo: "Lo que estamos viendo en cuanto a la saña de los asesinatos en la guerra
de los narcos, ya no es normal. Es de otro nivel. Yo, sinceramente, pienso que
los que lo hacen no son humanos".

En esa línea de pensamiento, nos dejamos explorar un poco más.
Veamos: Aunque ustedes no lo sepan (porque muchas de las noticias más sórdidas son
censuradas de la prensa) además de los ya acostumbrados decapitados,
se han encontrado cuerpos desollados con una técnica incomprensible: desprenden
la piel de rostro, cuello y torso como si fuera sólo una máscara, una cubierta
de plástico o látex, y quitan el corazón del cuerpo abriendo un boquete en el pecho en
forma circular. ¿Quién chingados hace eso?

Estamos hablando de una forma de operar que ni un cirujano experto podría hacer tan
precisamente. El cuerpo queda en carne viva, los globos oculares desnudos, el hueco
en el pecho como un cráter, perfectamente redondo. A un costado, la máscara
del rostro, incluído el cuero cabelludo, y aplastado por ahí, el corazón.

No, no, no. Esto ya no es "normal". Claro, nada en esta guerra lo es, pero la agresividad
con que tratan ahora a las víctimas rebasa la imaginación. Hay algo más oscuro, además de los
narcos en guerra o unos políticos y policías corruptos, detrás de todo esto.


¿Se acuerdan de esas lecciones de primaria donde nos narraban cómo los sacerdotes
aztecas extraían el corazón de los prisioneros capturados como una "ofrenda A LOS DIOSES"?
Claro, todos pensamos que esos ancestros eran unos fanáticos locos, rezándole a lo que
no comprendían. Y así por todo el mundo, diversas culturas en diferente tiempo han ofrecido
sacrificios humanos para calmar la "ira" de esos dioses, incluido el judaísmo, cristianismo
y demás, que reportan ancestrales sacrificios, como el de Abraham contra su propio hijo.


¿Y si en una de esas, resultara que esos dioses SI EXISTEN? Claro, no son el BIG BOSS, el mero
mero creador del Universo. ¿Qué tal que son seres que no podemos ver porque están en otra
dimensión, pero ellos SI nos ven a nosotros, así como nosotros somos invisibles a un pez en su pecera? ¿Qué pasaría si nos enteramos que estos seres están detrás del satanismo, paidofilia, secuestro de niños, narcotráfico, terror y miedo en el país? ¿Y si ellos viven de la energía del dolor, sufrimiento, pánico de sus víctimas? ¿Qué tal que ellos tienen al país vibrando en miedo porque eso es su alimento energético?

No es tan descabellada la idea. Dejémons ir un poco más, al terreno de las coincidencias: en círculos conspiranóicos se habla de que los famosos seres "grises", esos que supuestamente abducen y experimentan con seres humanos, vinenen del sistema estelar Zeta-Retículi. En nuestra narco guerra, los Zetas son los que rompieron todo pacto y formalismo con bandas rivales y polícías, sembrando el terror incluso entre los narcos rivales. Mmmmmmh... los Zetas... Zeta Retículi... Mmmmhhh... Hay más: Los Zetas son el único grupo criminal que parece más interesado en provocar miedo que en generar riqueza. Si, tienen lana, obvio, pero el reguero de sangre, muertos y terror que dejan a su paso pareciera su mayor especialidad.

Por un momento, veamos los mensajes de La Familia, el cartel del Chapo y demás contra los Zetas: parece que todos están huyendo o defendiéndose de ellos. Ha habido llamados de cárteles entre si para unirse contra los Zetas, incluso han pedido el respaldo del gobierno federal contra ellos.
A mi no me parece que todo esto sea una chalada para distraer a la opinión pública. Si concedemos tantita razón a todo esto, pienso que estamos frente a seres que buscan algo más que su bienestar económico o social: se alimentan del miedo que provocan.

Si esto resulta ser verdad, cambiaría completamente el enfoque de esta guerra. Ya no es "policías y ladrones", "izquierdosos vs. Calderón", "derechosos vs. La Jornada" y demás tonterías; sino nosotros contra ellos. TODOS los mexicanos UNIDOS contra estos seres inhumanos, sanguinarios, terribles. Pienso que hasta los adictos se la pensarian 2 veces antes de compra un escuálido churro de mota, si sabe que está patrocinando al mismísimo depredador, quién sabe de dónde.


No sé si este es un argumento extremo, desesperado, ante la violencia que se vive en el país. Lo que si se perfectamente es que mientras TODOS nos mantengamos separados, ellos ganan.
Cuando todos nos unamos contra ellos, los criminales, los aplastaremos.

TODOS haciendo lo que nos toca: papás hablando de las drogas con los hijos para prevenirlos, adictos rehabilitándose en centros SEGUROS y bien cuidados por especialistas, medios de comunicación dando información sobre las drogas y cómo prevenirse de su adicción, gobiernos de los estados unidos con el federal y aplicando todo el poder del estado sobre estos desalmados, pero sobre todo nos toca esparcir AMOR entre nuestras familias, abandonar pleitos, rencores y malentendidos y abrazarnos en perdón, aceptación, AMOR unos con otros. No hay otra solución, amiguitos. El amor es la mejor vacuna contra la dependencia a las drogas.


Yo, como tu, deseo un México en calma, y no me importa que me juzguen de cursi o ñoño, si tu crees que desunidos lograremos encontrar paz, si tu crees que el amor es una jotez que no aplica en esta guerra, explica tu idea y analiza si es mejor. Pienso que la única solución es que nos dejemos de la pendejada de discutir, debatir, competir, enfrentarnos entre nosotros; y en vez de eso UNIRNOS con un sólo objetivo: liberarnos de estos inhumanos que controlan el miedo desde su oscura trinchera.

Saludos, Ed.

No hay comentarios:

Publicar un comentario